ROSE

La esteticista

“Me gusta hacer que las mujeres estén hermosas”, dice Rose Muyodi. Su salón en Nairobi ya era un éxito, pero Rose pensó que podía hacer más. Comenzó a trabajar con Kopo Kopo, socio de Acción, para poder aceptar pagos móviles de más clientes. Pero Kopo Kopo se informó más acerca de su negocio, evaluó su solvencia y utilizó esa información para financiarle capital operativo a corto plazo.

Rose usó esos préstamos para construir un spa y un espacio seguro para el mostrador del cajero, mejoras importantes para una empresa que emplea a siete mujeres y sustenta al marido de Rose y a sus hijos.

Abdul the tailor in Nigeria